sábado, 4 de mayo de 2013


En Latinoamerica se están implementando programas de inclusión de tecnologías de la información y la comunicación en los diferentes sistemas educativos. Considero que la dimensión política que esto contiene, configura una transformación cultural, que la evolución humana planteó, y cuyo desafío está acompañado de progresos en los cuales los actores de la educación han tomado mayor dimensión por lo que la educación se afianza como vehículo cultural imprescindible para el desarrollo de las sociedades.                                                                                                                         
¿Quién podría considerar que la alfabetización no estaría cubierta con estos modelos?  
¿Cómo garantizar que estos modelos de globalización mundial de la comunicación y la información no deje de lado la idiosincrasia de las culturas latinoamericanas en cuyas costumbres no tienen asimiladas estas tecnologías como modo de transmisión cultural y muchas de ellas se encuentran excluídas de los propios sistemas educativos de sus países?